Post Content

JohnAuerbach blog   Éste es un mensaje del Comisionado de Salud Pública de Massachusetts, John Auerbach, y la Presidenta de la Sociedad Médica de Massachusetts, Alice A. Tolbert Coombs, MD

En estos precisos momentos en que usted está leyendo estas líneas, al menos en una clínica de Massachusetts hay un paciente quien está esperando en la consulta de un médico. El paciente lleva toda la noche con síntomas de un fuerte resfriado – tos, mucosidad y agotamiento. El paciente no puede permitirse el quedarse en casa y no ir al trabajo y necesita desesperadamente una noche de descanso y de sueño profundo. El doctor le ha explicado que no existe un solo medicamento recetado que le pueda ayudar pero el paciente le suplica: “Por favor, doctor, recéteme antibióticos. Siempre me ayudan. No pasa nada”. Pues bien, resulta que sí pasa.

El consumo de antibióticos para combatir infecciones es uno de los logros del pasado siglo en lo que se refiere a medicina. Recetados y usados de manera efectiva, los antibióticos han salvado innumerables vidas y han reducido el dolor y el sufrimiento de pacientes de todo el mundo. Sin embargo, en recientes años hemos visto preocupantes indicios de que los antibióticos están perdiendo su eficacia. Nos corresponde a todos el entender por qué está pasando y qué podemos hacer para revertir esta tendencia.

Los antibióticos están diseñados para combatir enfermedades infecciosas provocadas por bacterias como el estreptococo y la neumonía. La penicilina fue el primer antibiótico desarrollado por científicos en la década de 1940. Desde entonces, los antibióticos han revolucionado los tratamientos médicos y han reducido drásticamente las enfermedades y las muertes causadas por enfermedades infecciosas.

Pese a todo, hemos empezado a ver en la actualidad un incremento en los tipos de bacterias que son resistentes a lo que se pensaba eran poderosos antibióticos. ¿A qué se debe? Cada vez que un antibiótico se utiliza contra un grupo de bacterias, se acaba con aquellas cepas más débiles y sensibles. Pero las bacterias más fuertes sobreviven para enfrentar una nueva batalla otro día. Lo que es más, se multiplican. Así que cuantos más antibióticos consumamos, más favorecemos el desarrollo de bacterias que son resistentes a los antibióticos. Por eso es importante que consumamos antibióticos solamente cuando sea necesario.

Todos tenemos un papel que desempeñar en este crucial esfuerzo:

1. Los pacientes pueden aprender cuándo y cómo tomarlos: los antibióticos son solo para el uso contra infecciones de origen bacteriano – no funcionan contra infecciones virales como el resfriado común o la mayoría de las bronquitis. Cuando su médico le recete antibióticos, debe ingerirlos exactamente cómo le indique el doctor y durante tanto tiempo como se indique en la receta. Cuando uno deja de tomarse el antibiótico antes de lo que estaba supuesto, puede causar que la bacteria restante se multiplique y se desarrollo en cepas más resistentes.

2. Las colaboraciones a nivel local, estatal y federal pueden resultar de ayuda: El Departamento de Salud Pública de Massachusetts y la Sociedad Médica de Massachusetts, en colaboración con la Asociación de Planes Médicos de Massachusetts, Partnership for Health Care Excellence, la Asociación de Hospitales de Massachusetts y Blue Cross Blue Shields de Massachusetts están promocionando una campaña informativa para destacar la importancia de el consumo adecuado de antibióticos entre los residentes. Al mismo tiempo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) está impulsando en la actualidad una campaña similar a nivel nacional titulada “Get Smart: Know When Antibiotics Work”.

Con esta cooperación, podemos asegurarnos de que los antibióticos sean un instrumento efectivo para salvar vidas y reducir el índice de enfermedades en el seno de nuestras familias y de nuestras comunidades tanto en el presente como en el futuro.

Written By:

Recent Posts

Water, Water, Everywhere! posted on Jul 22

Water, Water, Everywhere!

  By Julia Boland & Terri Mendoza Summer’s finally here, and the temperatures steadily rising, it is important to stay hydrated while soaking up the sun’s rays.  Water makes up about 60% of your body weight, so whether you’re riding a bike, playing sports, or   …Continue Reading Water, Water, Everywhere!

The Heat is On – But Heat Illness is Preventable! posted on Jul 20

The Heat is On – But Heat Illness is Preventable!

Summertime… It’s time for fun in the sun, especially after such a brutal winter! But in addition to fun, summer often brings intense heat waves. According to the CDC, on average, extreme heat causes more U.S. deaths than other natural disasters.  Heat safety is clearly   …Continue Reading The Heat is On – But Heat Illness is Preventable!

Melon Mania posted on Jul 8

Melon Mania

Now that we’ve all finally recovered from the historic last winter, we can fully embrace the summer season and all that it has to offer – think farmers’ markets! We now have the option of enjoying time outdoors and checking out all the local produce   …Continue Reading Melon Mania