Post Content

MariaGonzalez Posted by Maria Gonzalez

Maria is the Community Health Education Manager at the Massachusetts Department of Public Health.

 

Cuando oigo decir a los expertos en nutrición que consumimos demasiado sodio, el primer pensamiento que cruza mi mente siempre es, “¡cuánto me gustaría que mi padre dejara de agregar tanta sal a las comidas!”. No porque eso suponga un insulto para lo que mi madre cocina, sino porque añadir demasiado sodio a la dieta incrementa el riesgo de alta presión arterial y de enfermedades del corazón.

Entonces me enteré de un hecho interesante. Solamente un pequeño porcentaje del sodio proviene de la sal que agregamos en la mesa. Casi el 80% del sodio de nuestras dietas es agregado por los fabricantes de comida y por los restaurantes durante el procesamiento y la cocción de los alimentos. Muchos de estos alimentos contienen mucho más sodio del que nos imaginamos.

Eso quiere decir que podríamos estar comiendo altos niveles de sodio sin ni siquiera levantar el salero. A continuación, le ofrezco una serie de consejos para rebajar la cantidad de sodio que consume.

• Cuando vaya al supermercado, compare las etiquetas y escoja productos que indiquen un porcentaje menor de sodio.

• Escoja carnes frescas. El bacon, los fiambres, los embutidos, el jamón y los perritos calientes tienen alto contenido de sodio.

• ¡Prefiera alimentos frescos! Las verduras frescas y las congeladas tienen menos sodio que las verduras en conserva.

• Busque productos donde se indique “sin sal añadida” o “bajo en sodio”, particularmente cuando se trate de pan, aliños para ensalada o sopas enlatadas.

• Cuando coma en un restaurante pida que los alimentos sean preparados sin sal añadida

• Prepare más comidas en casa. De esta manera, puede controlar cuanta sal agrega a su comida.

• Cuando compre comidas preparadas en la sección de congelados, compare los niveles de sodio en la etiqueta de información nutricional. Escoja aquellos productos que señalan la cifra más baja en lo que refiere a sodio (menos de 480mg de sodio).

Al limitar el consumo de sal, podemos reducir el riesgo de alta presión arterial, enfermedades del corazón e infarto. ¿Qué pasos toma usted para reducir el consumo de sodio?

Para más información sobre como reducir la cantidad de sal y sodio de sus alimentos, así como qué hacer para comer más saludable, puede visitar la siguiente página electrónica perteneciente a la iniciativa de salud “Mass in Motion” del Departamento de Salud Pública de Massachusetts: http://www.mass.gov/massinmotion/spanish/index.htm

Gracias a Lani Telian, Especialista en Nutrición de DPH por aportar sus conocimientos para la redacción de este blog.

Written By:

Recent Posts

Do You Have a Picky Eater in the Family? posted on Aug 25

Do You Have a Picky Eater in the Family?

By Jennifer Navaroli, RD, LDN and Kaitlin Barragan, RD, LDN “No broccoli for me! I don’t want anything green!” Sound familiar? Picky eating is a common frustration that many parents may struggle with at one point or another.  Some may worry that their child is   …Continue Reading Do You Have a Picky Eater in the Family?

Five Important Reasons to Vaccinate Your Child posted on Aug 24

As a parent, you want to do what is best for your child. You’re probably aware of the importance of car seats, baby gates and other ways to keep kids safe. But did you know that one of the best ways to protect your child   …Continue Reading Five Important Reasons to Vaccinate Your Child

Vaccines: Not Just for Kids! posted on Aug 17

You might think that vaccines are only for children – but in truth they’re valuable for adults as well. Are you one of the millions of adults not aware of the vaccines you need? There are many reasons why adults should be vaccinated. Each year,   …Continue Reading Vaccines: Not Just for Kids!