Post Content

Como ya usted debe saber, esta semana celebramos la Semana Nacional de la Enfermera – una oportunidad para reconocer la suma importancia del papel que las enfermeras desempeñan en nuestras comunidades.

La decisión de estudiar enfermería es única para todas las enfermeras. En honor a la celebración de esta semana, quiero compartir la experiencia que me llevó a esta carrera, y cómo esa experiencia ha desarrollado mi trabajo desde entonces.

Mi decisión de estudiar para ser enfermera fue moti  vada por una amistad de la infancia con un joven muy especial llamado Dennis. Uno de siete hijos, Dennis y su familia compartían los veranos con mi familia en un campamento del lago Winnipesaukee en New Hampshire. Dennis era un niño con discapacidades del desarrollo, en una época en que muchas familias mantenían a chicos como él alejados del resto de las personas o incluso institucionalizados. Pero no a Dennis, sus padres se aseguraron de que él fuera tratado igual que sus hermanos y hermanas.

Ese primer verano hice un gran esfuerzo para acercarme a Dennis y asegurarme de que se sintiera parte e incluido en nuestro grupo de amigos.

A pesar que nuestra amistad tuvo un fuerte impacto en Dennis, pienso que tal vez significó más para mí. Me di cuenta de las recompensas al hacer algo positivo y comencé a preguntarles a los adultos en mi vida qué carrera me proporcionaría la mejor oportunidad para ayudar a las personas – y al parecer la carrera de enfermera era la opción obvia. Fue ahí donde todo comenzó.

Recién graduada de la escuela de enfermería, comencé mi carrera en la unidad de cuidado cardiaco crítico del Hospital Yale en New Haven. Las enfermeras que trabajan en cuidados cardíacos todos los días tratan con situaciones de vida o muerte, y la experiencia no fue diferente para mí. La fragilidad de la vida en la unidad era tan evidente, sin embargo, me fortalecía el poder proporcionar cuidado compasivo a los pacientes y sus familias en los momentos más difíciles. Estas experiencias desarrollaron los valores fundamentales de enfermería que he llevado conmigo en cada etapa de mi carrera.

Las enfermeras trabajan en áreas con amplia variedad, un hecho que aprendí muy pronto en la próxima fase de mi carrera donde proveía atención de salud en un pequeño hospital comunitario en la isla de Nantucket. En el transcurso de los próximos 18 años, aprendí que los hospitales de ciudades pequeñas pueden, por extraño que parezca, cumplir con todas las necesidades. El espectro de condiciones de salud que surgían era interminable. Pronto me di cuenta de que mis habilidades de cuidado cardiaco eran sólo una parte del panorama, y que tendría que ampliar mis destrezas como enfermera para cumplir con las diversas necesidades de la comunidad local. Con el tiempo recibí mi certificación en otras tres especialidades: enfermería de diálisis, epidemiología hospitalaria y control de infecciones, y cuidado del VIH/SIDA.

Tras trabajar en el ambiente del pequeño hospital durante 18 años, me convertí en una experta local en VIH/SIDA – lo que me llevó a utilizar las habilidades y experiencias que había aprendido en el área del cuidado de la salud para crear la Red de SIDA de Nantucket (Nantucket AIDS Network). En ese momento todavía existía cierta estigmatización de las personas que habían sido diagnosticadas con
VIH/SIDA. Los proveedores locales les dieron la espalda a estos pacientes y sus familias debido a la ignorancia, el miedo, y a veces los prejuicios. Era justo el tipo de reto que imaginé como defensora y enfermera. La Red fue diseñada como un modelo para crear una comunidad de apoyo para personas con VIH/SIDA que buscaban atención médica, apoyo para ayudarles a mantener sus puestos de trabajo y vivienda, y la educación en la comunidad para romper barreras y desarrollar comprensión.

Si saber, este fue el comienzo de una nueva etapa de crecimiento profesional, el desarrollo de políticas públicas y habilidades de liderazgo que me llevarían al DPH muchos años después.

A pesar de todo, he seguido confiando en el mismo valor fundamental que es común en las enfermeras de todo el mundo – un simple deseo de ayudar a otras personas. Es ese espíritu el que quiero reconocer en nombre de todas las enfermeras, durante la Semana Nacional de la Enfermera y durante todo el año.

Written By:


Commissioner of the Department of Public Health

Tags: , ,

Recent Posts

FOOD DAY? ISN’T EVERY DAY FOOD DAY? posted on Oct 24

FOOD DAY?   ISN’T EVERY DAY FOOD DAY?

If you’re like me, and most other people, you celebrate food day each and every day. So, it’s natural to ask, “What’s the deal with Food Day?” It’s not a reminder to eat (yours truly has never needed a reminder!), but a chance to appreciate   …Continue Reading FOOD DAY? ISN’T EVERY DAY FOOD DAY?

October 24th is Food Day! posted on Oct 21

October 24th is Food Day!

This year is the 3rd annual National Food Day which is celebrated every year on October 24th. Food Day is sponsored by the Center for Science and the Public Interest and promotes healthy, affordable, and sustainable food. Last year, there were over 4,700 events across   …Continue Reading October 24th is Food Day!

Million Hearts — Working to Prevent Heart Attack and Stroke posted on Oct 20

Million Hearts — Working to Prevent Heart Attack and Stroke

Heart attack and stroke contribute to the 800,000 deaths from cardiovascular disease every year in the U.S. The burden to families and communities is devastating, and medical costs and lost productivity total nearly $1 billion per day. To address this crisis, the United States Department   …Continue Reading Million Hearts — Working to Prevent Heart Attack and Stroke